Roberto Siverio

Roberto Siverio, con la terapia Photon puedo apretar más en las carreras o en los entrenos. A igual intensidad, mayor rendimiento.

Roberto Siverio, Psicólogo, Coaching, deportista, nos cuenta su trayectoria desde niño y nos habla de sus intensos entrenos de calidad y como utiliza la Cápsula Photon para estar en forma.

La terapia Photon la recomiendo a todo aquel deportista o no, que necesite una mejora en su rendimiento, que se sienta cansado, que no duerma bien, o que simplemente quiera probar una herramienta más, diferente y con unos resultados inmediatos. Hay estudios científicos que la avalan y, empíricamente, conmigo, funciona y de qué manera.

-Hablemos un poco sobre usted, es Psicólogo, Coach, deportista….

Y papá, ejerzo desde hace más de 15 años como psicólogo en consulta privada. Mi trabajo consiste, desde una perspectiva conductual-cognitiva, en enseñar pautas de conductas, estrategias de actuación y habilidades sociales, necesarias para conseguir objetivos personales y profesionales, además de  asesoramiento en problemas de pareja, familiares, laborales e individuales. Uno de los temas que más me apasiona es la ayuda en la planificación de estudio para oposiciones, carreras o cualquier tipo de curso que necesite de organización y orden, para así aumentar las posibilidades de éxito. Mi otra gran pasión es el deporte, desde la perspectiva psicológica y desde la práctica. Me encanta la psicología de alto rendimiento y el Coaching deportivo.

Respetando y en colaboración con la parte técnica, táctica y física del deportista, entrenador o equipo, mi trabajo aquí, consiste en aumentar el rendimiento psicológico (bloqueos, autovaloración, falta de confianza), dar herramientas para la mejora profesional y personal del atleta, proporcionar soluciones a los conflictos que aparezcan en los equipos o simplemente, estar/apoyar cuando se necesite. He podido compartir y comparto experiencias y camino, codo a codo con triatletas, jugadores de Pádel, corredores de montaña, un luchador canario y un clásico del voleibol canario (CD Cisneros Alter), con el que trabajé durante el final de la temporada pasada, con su equipo de alevines, acompañándolos al campeonato de Tenerife, Canarias y España, en los meses de mayo y junio (una experiencia brutal).

Desde pequeño siempre he practicado algún deporte. Como casi todos los niños, practiqué y jugué tres años al fútbol en las categorías base. De ahí al fútbol sala con los amigos, en los torneos de la Universidad y poco más. A partir de los 20, me interesó el tenis, después de los 30 el Pádel y después de los 33, las carreras de montaña. Lo que empezó como unas carreritas por el monte de La Esperanza, en Tenerife, se ha convertido en una de las experiencias más gratificantes para mí. Cada vez me lo tomaba más en serio. Como entrenaba por mi cuenta y sin asesoramiento, me lesionaba mucho, me acalambraba y llegaba casi muerto a meta. Desde 2013 he pasado por varios entrenadores físicos y de planificación de carrera, buscando siempre lo mejor que se adaptara a mí, desde Gladys Socas, Afit Sport, Befuntcional Tenerife y Fran Santana, a Get Fit y Alejandro Sierra, con los que trabajo ahora y con los que he conseguido y estoy consiguiendo, a mis 40, llegar a la mejor versión atlética que he tenido en toda mi vida.

Mi tiempo entre el trabajo y la familia con la peque (las dos son mi gran pilar), es tan reducido, que he de sacar, de donde no hay, con entrenos de calidad, a lo que también aporta mi fisioterapeuta, que siempre está para sacarme de un roto y un descosido (Gara Dorta) y mi maestro Zen (Albano Rodríguez Lorenzo), que es el encargado de ponerme a punto con la Cápsula Photon, acupuntura, ventosas o cualquier otra cosa que se le pueda ocurrir. Yo, que soy un amateur, me ocupo en mantener mi cuerpo en las condiciones óptimas, para poder exprimirlo en las carreras que me gusta ir a correr. No voy a ganar ninguna, te lo aseguro, pero es posible que sea de los más cuidados que vaya a participar. Con la edad, te vas dando cuenta de que el cuerpo necesita que lo mimes y que si lo vas a exprimir, has de prepararlo con las herramientas que puedas permitirte y una de ellas, esPhoton.

¿Cuéntenos, como conoció la terapia con la Cápsula Photon y cuantas veces hace uso de la terapia?

Cuando conocí a Albano, que compartíamos centro de entrenamiento y en una ocasión que necesite de sus agujas, me habló de la cápsula y a las pocas semanas, la probé. La sensación desde que sales de la sesión, es de ligereza, suavidad y descanso. He trabajado con ella, como previa a carreras y como descarga de semana complicada de entreno, de cara a un fin de semana duro de sesión de montaña. La he utilizado durante más de un año (desde junio de 2017), a veces una o dos veces al mes, dependiendo de la carga de carreras y de la necesidad de soltar los músculos, cuando ha podido aparecer una lesión, para un mejor tratamiento de la misma.

¿Qué beneficios observa cuando usa la Cápsula Photon?

Básicamente, el aumento del rendimiento, la eliminación de la sensación de cansancio, una mayor ligereza en las piernas, además de una sensación inmediata de descarga muscular e incluso mental. Puedo apretar más en las carreras o en los entrenos. A igual intensidad, mayor rendimiento.

Hay que aprender a hacer, lo que hay que hacer, en el momento preciso. A eso se le llama rendir.

¿La recuperación de su cuerpo es rápida y efectiva?

Rotundamente, sí. En la segunda semana de septiembre, con un inicio de semana de trabajo y entreno muy intenso, tenía planificado 20 km con 2000 metros de desnivel acumulado en montaña, el sábado. Con una cápsula el viernes, de 35 minutos, hasta 43 grados en momentos puntuales de la sesión, el entrenamiento de ese día se convirtió en uno de los mejores que he hecho en los últimos meses. Todo esto lo digo, desde mi nivel, amateur y desde la convicción de que todo lo que aquí expongo, lo hago para mi propio bienestar y mejora de mi rendimiento personal. Si quiero pedirle a mi cuerpo un esfuerzo extra, he de darle las herramientas más adecuadas y que estén a mi alcance.

¿Alguna experiencia que contar sobre los efectos de la Cápsula consigo mismo y con otras personas?

El año pasado, se me ocurrió la brillante idea de correr un sábado el medio kilómetro vertical de la K42 Anaga Marathon y, al día siguiente la K21, dos carreras de montaña. Como no, le pedí sesión de cápsula a Sa Am Centro Bioenergético y, los resultados, para mí fueron excelentes. Recuperación fantástica y al día siguiente, la mejor carrera que había hecho hasta la fecha. También he visto resultados en dos chicos a los que les he recomendado la cápsula, un triatleta y un corredor de montaña. Mismas sensaciones de ligereza en las piernas, eliminación de cansancio y aumento del ánimo. Sudas un poquito, pero creo que es todo lo que necesitas sudar, lo que te sobra, lo que es necesario sacar fuera de tu cuerpo.

¿A quién recomendaría la terapia con la Cápsula y por qué?

A todo aquel deportista o no, que necesite una mejora en su rendimiento, que se sienta cansado, que no duerma bien, o que simplemente quiera probar una herramienta más, diferente y con unos resultados inmediatos. Hay estudios científicos que la avalan y, empíricamente, conmigo, funciona y de qué manera.

¿Algún consejo?

Si vas a pedirte una meta para la que no estás preparado, trabaja para que cuando llegue el momento, estés en condiciones para afrontarla. Entrena y pídete objetivos que estén dentro de tus capacidades, es la mejor manera de ir superando retos, poco a poco. No es necesario exprimirse al máximo para acabar extasiado, hay que aprender a hacer, lo que hay que hacer, en el momento preciso. A eso se le llama rendir.